Con el objetivo de incorporar valor agregado a la producción de cuero caprino en la región norte de Neuquén, Argentina, se unieron varias instituciones de la región y nacionales. Buscan generar aportes concretos hacia el sector y optimizar las capacidades locales desde los centros y las unidades de extensión.


El Centro PyME Adeneu de Neuquén reunió a la Subsecretaría de Agricultura Familiar de la Nación, el Instituto de Investigación y Desarrollo para la Pequeña Industria Familiar (IPAF) Patagonia del INTA, y al Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), vinculadas de diversas formad a la actividad caprina.

En el marco del encuentro, representantes de los diferentes organismos visitaron las localidades Chos Malal y Zapala para obtener información sobre las condiciones tecnológicas y estructurales con las que cuentan los productores de la región.

En esta línea, Diego Ugalde, integrante de la Coordinación Patagonia Norte del INTI explicó que “uno de nuestros roles es generar articulación interna entre las instituciones y es por esto que para recorrer el terreno convocamos al Centro Sectorial de Cueros del INTI, para que nos apoye en el ámbito regional en su tema específico”.

En su recorrido, los técnicos relevaron información determinante para el diagnóstico integral de la cadena de valor del cuero en la provincia de Neuquén: “Encontramos varias situaciones de gran potencialidad, como por ejemplo la existencia de curtiembres en la región, el funcionamiento de cursos de capacitación en curtido de cueros dentro del sistema de educación formal y, además, fue muy importante reconocer a todos los actores locales”, continuó Ugalde.

“Se ha puesto en común la información, ahora buscamos generar compromisos y saber qué podemos aportar tanto desde las instituciones como desde las organizaciones de base para fortalecer esta cadena”, finalizó Ugalde.

El equipo del INTI propuso realizar en sus laboratorios el procesamiento exploratorio de algunas muestras de pieles, utilizando curtientes vegetales, con la finalidad de aportar información referida a la calidad de producto que potencialmente se podría producir a partir de los caprinos locales.

Las principales acciones se orientarán hacia la puesta en marcha de pequeñas curtiembres artesanales y también al desarrollo de los eslabones de manufactura y comercialización.